Perrito con problemas mentales fue adoptado por esta amorosa familia

Este perrito de 6 años de edad, llamado Stanley, físicamente se notaba muy saludable, pero tenía un raro comportamiento. Pero esto no fue un impedimento a que esta familia lo adopte y le de todo el amor que necesitaba.

Una  familia lo adopto hace 5 años de la organización Golden Retriever Rescue de Mid-Florida, Inc.

Cuando esta familia entro al refugio en busca de un perro para adoptar, lo conocieron por primera vez, Stanley se encontraba durmiendo encima de una mesa.

Les pareció muy extraño cuando le llamaron por su nombre, pero él no respondía, entonces se acercaron cariñosamente y respondió con muchos besos y caricias.

Luego Stanley salto de la mesa y los siguió como si quisiera irse con ellos. Aunque se encontraban un poco indecisos decidieron adoptar al can a su hogar.

Cuando llego a su hogar, Stanley se llevó bien con las demás mascotas de la casa. Era muy gentil y tolerante con los niños.

Sus padres eran conscientes de que necesitaba un entrenamiento debido a sus modales. Estuvo un año en entrenamiento y su comportamiento no había cambiado en nada; cuando se le preguntaba por un comando básico el solo respondía con la mirada.

Sus modales, como saltar a la mesa, dañar el árbol de navidad, tratar de salir cada vez que alguien abría la puerta, seguían presentes.

Buscando profesionales para mejorar su comportamiento

Su familia no se dio por vencida y decidieron contratar a un profesional.

El entrenador tampoco lograba avanzar, y recomendó realizar un examen de audición; pero los resultados informaron que todo estaba bien.

Y al final el entrenador al ver que no lograba realizar ningún avance con el can decidió renunciar a su trabajo.

Se volvió a contratar a un segundo entrenador pero tampoco logro avanzar mucho, y en su opinión dijo que Stanley tenía problemas mentales. Entonces la familia de Stanley decidió llevarlo con un veterinario especializado.

Descubriendo la causa

Descubrieron que el can tenía muchas rutinas obsesivas y compulsivas, como la de coger una almohada rosada y llevarla a todas partes; otra rutina que también observaron fue de que juntaba una zapatilla con un control remoto y un animal de peluche, debajo de la cama.

El veterinario comenta que su comportamiento puede ser el resultado de la endogamia y la terquedad.

Aunque Stanley sea extraño, su familia ya no se preocupara más, pues como dice el médico veterinario, lo importante es que este físicamente sano y rodeado de mucho amor en su hogar.

Deja un comentario

Ad Blocker Detected!

Refresh

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad