Perrita se salva de milagro de las cuchillas de un contenedor de Residuos Sólidos

Esta perrita se salvó solo por unos segundos, gracias a la rápida intervención de los bomberos.

Fueron los operarios de la Planta de Residuos Sólidos de Arico, quienes se dieron cuenta de que algo se movía en el interior de maquina quien tiene unas enormes cuchillas que se usa para separar el plástico.

Se trataba de un perro que había entrado por  algún hueco de las vallas que delimitan la planta de Residuos sólidos.

Y que por casualidad terminó en el espacio destinado a la separación de los envases de plástico, los que se depositan en el contenedor amarillo.

 “Nunca vi nada igual. Pero nuestros profesionales se dieron cuenta al momento de que había algo moviéndose en el tromel. Menos mal…”, comento uno de los operarios.

Los operarios de la planta de envases del PIRS y los bomberos tardaron una hora en poner en marcha el operativo y sacar al cachorro del tromel sano y salvo.

La Asociación de Amigos de los Animales de Arico 4A. Angelina, que es como han bautizado a la perrita, comentan que ya ha superado el pánico y juguetea con el resto de animales del albergue.

Angelina se salvó de milagro

“Le pusimos Angelina porque es una cachorrita con mucho ángel. Se salvó de milagro y ahora las peticiones para acogerla se acumulan”, asegura Anne Monteyne, presidenta de la asociación.  

Rafael Martín, responsable de las planta de envases del PIRS, coincide con Monteyne en que fue “un milagro” lo que le ocurrió a Angelina.

“Es muy difícil que un animal se cuele en la planta de residuos. Pero más difícil es que entre al tromel, el tambor que con su movimiento giratorio –como el de una lavadora– separa los residuos plásticos con la ayuda de cuchillas.

Menos mal que nuestros operarios la vieron con el tiempo justo para detener la maquinaria, que está en fase de pruebas”, relata.

El responsable de la clasificación de envases aclara que Angelina no llegó al PIRS en un camión de la basura después de que alguien la arrojara a un contenedor, como se comentó en un primer momento.

“No la trajo un camión, sino que entró por sus medios. Lo comprobamos a través de las cámaras de seguridad. Vendría de algún barranco cercano al complejo ambiental de Arico o de alguna finca”, teoriza Rafael Martín.

Angelina ha vuelto a comportarse como un cachorro normal después del susto.

Deja un comentario

Ad Blocker Detected!

Refresh

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad