¿Es correcto agarrar a un gato por el cuello?, conoce los pros y contra de esta practica

En este artículo de Mi Mundo Animal, te damos a conocer los pros y contra de esta famosa practica.

Según el Diario Veterinario, numerosos veterinarios agarran a los gatos por el cuello para  “evitar lesiones”, sin embargo esta práctica puede ser muy traumática para el minino.

La educadora, Stephanie Borns-Weil y la técnica veterinaria, Michelle Damon aseguran que existen otros métodos mucho más respetuosos con el bienestar animal. 

»Las gatas solo llevan a sus gatitos por el cuello durante las primeras semanas de vida. Pueden hacerlo porque los gatitos tienen un reflejo en el cual sus cuerpos quedan completamente flácidos cuando son recogidos por el cuello, un reflejo que se pierde en la adolescencia», afirman las expertas. 

Borns-Weil y Damon aseguran que la técnica de coger por la piel suelta del cuello a un gato adulto puede ocasionarle un cuadro de miedo y estrés  ya que el único momento en que un felino adulto es sujetado por el pescuezo es durante el apareamiento o cuando es atacado por un depredador. 

Muchos propietarios agarran a los gatos por la piel suelta del cuello paracastigarlo o para evitar que se muevan, con la excusa de protegerse de un posible arañazo.

Pero en cuestión de segundos el felino puede volverse agresivo, no olvidará fácilmente la sujeción por el cuello e identificará al humano que lo agarró de esa forma como »persona peligrosa», como un depredador.  

Utilizar este método, aunque sea de forma ocasional, puede tener un impacto muy negativo en el gato. 

Existen otros métodos más delicados

Por ejemplo, para manipular a un gato los veterinarios lo envuelven en una toalla. En ese momento el animal se siente seguro y los cuidados y tratamientos necesarios se realizan de manera delicada.

Otra forma es de sujetar con la mano en el cuello por detrás de la mandíbula. Puede ayudar a que el gato se relaje sin restringir todos sus movimientos que es lo que le produce más angustia.

Los collares isabelinos o “conos de la vergüenza”, también son muy útiles para que el veterinario pueda examinarlos, especialmente a los gatos que son muy nerviosos. Además no s ele inmoviliza del todo, por lo que el minino se mostrara más dócil.

Deja un comentario

Ad Blocker Detected!

Refresh

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad