Elefante estaba resignado a morir hundido en el lodo. Pero gracias a unos rescatistas pudo ser liberado

Gracias a la experiencia de los rescatistas, este indefenso paquidermo fue salvado de morir hundido en el lodo.

Este hecho ocurrió en Kenia. La indefensa elefante se estaba hundiendo en el lodo, a lo que los habitantes llamaron inmediatamente a los rescatistas antes de que el animal desapareciera por completo.

Ni bien los rescatistas llegaron al lugar empezaron su trabajo atándola con varias correas y tirada por un tractor. Apenas los rescatistas terminaron su labor, el paquidermo corrió para alcanzar a su manada.

La historia de esta elefante hembra se viralizo rápidamente, por las fotografías que eran como si fuera sacadas de una película, donde el lodo es capaz de atrapar personas devorándolas al instante. Lo ocurrido con esta paquidermo pareció un fotomontaje.

Uno de los rescatistas fue el doctor veterinario Kieran Avery, oriundo de Kenia y de 34 años. El profesional relata que, al comienzo, el rescate fue bastante complejo, porque el animal estaba complicado. Su cuerpo estaba cubierto completamente de lodo, al caer en las aguas al borde de una presa.

Como el Dr. Avery y su equipo tienen experiencia en estos rescates, que parecen bastante comunes, supieron actuar al instante.

“A primera hora de la mañana llegó una llamada de la comunidad para informarnos del elefante atascado. Dada nuestra experiencia en la eliminación de elefantes atrapados así, nos movilizamos de inmediato para ayudar.

Estaba atrapada por su cuenta y su rebaño se había alejado de la presa. Estaba claramente angustiada y agotada, pero todavía tenía una pelea en ella, lo que siempre es una buena señal de que hay esperanza. Para liberar un elefante de este tamaño hay que tener las herramientas adecuadas. Esto incluyó un tractor, correas y grilletes resistentes, y conocimiento del comportamiento de los elefantes”, fue lo que dijo el doctor Avery a Daily Mail

El afamado doctor explicó que el procedimiento duro más de una hora y media, parte de la tardanza tenía que ver con las correas, ya que de ponerlas mal, había posibilidad de herirla gravemente.

Por fortuna todo terminó perfecto y lo último que vieron de esta hembra fue su cuerpo corriendo hacia el desierto, al encuentro con su familia.

Deja un comentario

Ad Blocker Detected!

Refresh

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad